Jaguares en el segundo tiempo hizo sudar a un confiado América que terminó llevándose la victoria

Celebración americanista

(Fotografía: Liga MX)

 

Redacción El Tijuanense | Por: Antonio Ramírez Águila

Ciudad de México.- Se decía fácil, pero al final la escuadra de las Águilas del América terminó pidiendo el silbatazo final ante la amenaza de los Jaguares de Chiapas de arrebatarles la victoria en los últimos minutos que finalmente se llevaron los emplumados por marcador de 3-2 en la cancha del estadio Azteca, con lo que ahora ya esperan a su rival de la llave entre Chivas y Alebrijes de Oaxaca.

La primera mitad estuvo claramente dominada por el América que hizo pesar su condición como dueño del patio, haciendo pensar que el partido sería una goleada segura para los de la selva. Apenas al minuto 6, Michael Arroyo abrió el marcador en una gran jugada individual generada tras ser habilitado dentro del área y quitarse a su marcador con una bicicleta para fusilar con potencia al arquero Mauricio Viana.

Al 24’, las aves de Coapa volvieron a golpear a Jaguares quienes perdieron de nueva cuenta el balón en medio campo, falla que les costó otro gol que cayó de las botas de Rubens Sambueza, quien recibió la asistencia en el área grande para vencer con un disparo cruzado al arquero brasileño.

 

En el segundo tiempo, las Águilas bajaron notoriamente el ritmo, mostrándose incluso muy confiadas sobre la cancha, permitiéndole a Jaguares crecer en el partido. Al minuto 54, un penalti señalado por una mano de Osmar Mares abrió la puerta para la resurrección de los felinos, siendo cobrada la pena máxima por Vanderley Dias.

Aunque Jaguares lucía más peligroso, sufrió para concretar las jugadas y no consiguió capitalizar sus opciones de gol, pero justo cuando los chiapanecos lucían mejor, al 72’ Paolo Goltz volvió a poner a los cremas con una ventaja clara rematando de cabeza un tiro de esquina de Rubens Sambueza. Pero de inmediato, el cuadro felino reaccionó primero en un contragolpe en el que Adrián Marín se encontró en un mano a mano con el arquero Hugo González, pero el joven delantero perdió el duelo, sin embargo, unos instantes después cobró su revancha tomando un balón suelto dentro del área y guardándolo con un potente remate.

El cierre fue de alarido para ambos equipos, América buscó por todos lados el cuarto gol, mientras que Jaguares no dejó de acercarse con peligrosidad, pero finalmente, el tiempo no les alcanzó para empatar el partido, sellando su eliminación de la copa.

Comentarios

Comentarios