Desde su época como juvenil, Ochoa ha vivido varios fracasos con la casaca nacional

Redacción El Tijuanense | Por: Alejandro Guzmán

Santa Clara.- Cuando se liga el nombre de Francisco Guillermo Ochoa Magaña con “El Tri”, la gente tiene distintas opiniones; algunos lo recuerdan por su espectacular actuación en Brasil 2014, mientras que otros porque ha participado en varios fracasos del futbol mexicano.

El primero de ellos se dio el 30 de enero de 2005, cuando fue parte de aquella selección Sub20 dirigida por Humberto Grondona que no clasificó al Mundial de Holanda, tras ser eliminado en la fase de grupos del Premundial de Concacaf.

Después de ese trago amargo, Guillermo se adueñó de la titularidad en la portería del Club América y logró un título de liga 4 meses después. Los años siguientes se convirtió en referente de un conjunto azulcrema que dependía del paraguayo Salvador Cabañas y de él.

El 16 de marzo de 2008 México llegó con un punto a su último partido correspondiente al grupo B del Preolímpico de Concacaf frente a Haití. Se requería de una goleada por diferencia de seis goles para poder clasificar a la siguiente ronda. El combinado azteca vivió una noche desastrosa ante un rival netamente amateur, donde fallaron situaciones de todo tipo. El juego terminó 5-1, y “Memo” tuvo responsabilidad en el gol caribeño, ya que no atajó bien el disparo. Este fracaso desembocó en el despedido del seleccionador, Hugo Sánchez.

Luego de este fracaso, llegó el sueco Sven-Göran Eriksson a la selección y Ochoa compartió la titularidad de la selección con el veterano Oswaldo Sánchez. El proceso de Sven fue muy irregular por no entender la idiosincrasia del mexicano y en parte porque según sus palabras, muchos directivos no entendían nada de futbol y por ende no le permitían trabajar a gusto. Finalmente, el 4 de abril de 2009 los aztecas con Ochoa en el partido, cayeron por marcador de 3-1 ante Honduras en San Pedro Sula y esa derrota marcó el fin de la era del europeo.

Después de Eriksson el futbol mexicano repatrió a Javier Aguirre, quien ganó la Copa Oro en ese verano y después consiguió la clasificación al Mundial. Guillermo no convenció a Aguirre pese a que fue su guardameta titular en Copa Oro y en juegos posteriores, pero un error grosero en un duelo de preparación en Torreón ante Corea del Norte fue crucial para que terminara siendo suplente en Sudáfrica 2010.

En 2011 bajo el mando de José Manuel de la Torre, Ochoa y otros cuatro futbolistas más fueron suspendidos por que dieron positivo por clembuterol, durante los controles antidopajes de la Copa Oro de ese año. Pese a que se demostró la inocencia de los jugadores, dado que en ese tiempo el país vivía un problema muy serio en cuanto a carne contaminada, este fue otro obscuro episodio en la carrera de Guillermo.

Una vez concluido el certamen de Concacaf y pese a la mancha del clembuterol, “Paco Memo” pudo emigrar a Europa a un equipo de Francia recién ascendido, Ajaccio, escuadra que tenía su base en la isla donde nació el mítico Napoleón Bonaparte. Desde su llegada, se echó al equipo al hombro y sus actuaciones fueron cruciales para que el equipo mantuviera la categoría, aunque finalmente en 2014 el equipo perdió la categoría.

Para Brasil 2014, Ochoa de último momento se adueñó de la titularidad y tuvo una excelente Copa del Mundo, incluso una atajada suya a un cabezazo de Neymar fue catalogada como la mejor del certamen.

Su actuación llevó a “Memo” al Málaga de España, club donde apenas pudo ser regular en el último semestre de este año, aunque cabe mencionar que el sólo tener actividad en juegos de la Copa del Rey, le bastó para jugar y salir campeón en la Copa Oro de 2015.

El episodio negro más reciente en la trayectoria de Ochoa con selección, fue el pasado sábado 18 de junio en el cotejo correspondiente a los Cuartos de Final de la Copa América Centenario ante Chile. Un rechace en un tiro aparéntenme sencillo, le permitió a Edson Puch marcar el primero. Los 75 minutos restantes, fueron de pesadilla los andinos consiguieron seis tantos más para propinarle al “Tri” la peor derrota de su historia en un torneo oficial.

Dicen por ahí que el ser humano sólo recuerda las cosas malas y no las buenas, la calidad de Ochoa no está en discusión y el deporte así es, lo que es un hecho es que su carrera siempre estará marcada, por sus noches negras con el combinado azteca.

Comentarios

Comentarios

Comparte
Artículo PrevioReseña | Warcraft
Siguiente ArtículoOsorio sigue