3-estrellas

Por: Víctor I. Castro @Chikoelektriko

Joss Whedon dejó la vara muy alta cuando se estrenó la primera película de Avengers (Los Vengadores), primero porque fue el primer crossover de superhéroes en la historia del cine, y segundo porque la cinta de verdad fue buena. Logró reunir a 7 súper estrellas en el cine y, contra todo ego, compartieron poco más de dos horas, haciendo un espectáculo sin igual y causando emoción tanto en los seguidores de los cómics como en los seguidores de la películas.

Cuando se anunció que habría secuela, se esperaba que Thanos fuera el villano, sin embargo, nos dimos cuenta que el Universo Marvel no está pensado para durar solos unos años, sino más tiempo, y que Kevin Feige tiene un plan aún más grande del que todavía, en ese entonces, no nos dabamos cuenta. 

La “fase dos” comenzó con Iron Man 3, una cinta que fue bien criticada pero que causó polémica por el villano, El Mandarín, quien a decir de varios fans fue un engaño. En ThorUn Mundo Oscuro, Malekith pasó sin pena ni gloria; Loki se robó la pantalla, además de dejarnos emocionados cuando tomó el trono de Asgard. En Capitán América y el Soldado del Invierno (la mejor de dicha fase) vimos a un villano que sabíamos terminaría convertido en héroe, sin embargo, es el que mejor desarrollado había sido al momento. En Guardianes, pues, ¿para qué hablamos?, si Ronan también fue un villano de “soy malo porque soy malo”. Todo ha funcionado como un puente para algo más grande; en un momento creímos que era para la secuela de los Vengadores, pero no fue así. Era de Ultrón se convirtió en lo mismo, en un puente hacia la tercera fase. 

La secuela dirigida por Whedon nos presenta más acción, más efectos visuales y, aunque puede ser una fórmula igual que la primera cinta, nos presentan más historia, a pesar de las cintas individuales de los personajes. Conocemos a profundidad a estos héroes, sus miedos y sus visiones, esto último en la trama gracias a la Bruja Escarlata, un personaje que llegó para quedarse y que sin duda es de lo mejor de la cinta.

Vemos a un Capitán América líder, tal cual lo vimos en su segunda cinta individual y no como en la primera de Los Vengadores. Iron Man se ha convertido en el segundo al mando, él mismo juega con eso, y su sarcamos, ironía y sentido del humor no se han desgastado; solo ha madurado como personaje y sigue con el trauma de los sucesos de Nueva York, además de ver a sus compañeros como una familia. Viuda Negra y Hulk protagonizan momentos románticos y situaciones sexuales inocentes (para respetar la clasificación) y hasta cómicas, siendo una subtrama que gustó de la gente; puede mejorar o perjudicar la trama principal. Hawkeye es sin duda el alma de la película; es el Coulson en la Era de Ultrón. Él de verdad cree en Los Vengadores, y está dispuesto a todo por unirlos, sin lugar a dudas será un gran aliado en Civil War para empatizar ambos bandos. Por último, Thor mejora no solo como superhéroe, sino que le da el toque científico a la cinta; es el visionario y mantiene su línea de ser superior a los humanos, pero también su misión de salvar a Midgard (Tierra). Quicksilver es un personaje que no se solidifica de manera adecuada, pero aporta lo justo a la película. Visión es el personaje más interesante del metraje y dará de qué hablar en los próximos años; es elegante e inteligente y tiene una personalidad de verdad androide. 

El villano, Ultrón, creado por Tony Stark y el Dr. Bruce Banner para mantener la paz y poder regresar a sus vidas “normales”, es un personaje bien adaptado a la actualidad. El uso de las redes informáticas, el internet y su personalidad Starkiana lo hacen ver temible, mas no peligroso a como lo creíamos poder ver. Sus líneas son excelentes, desde sarcásticas hasta bíblicas, lo cual me pareció interesante y muestra un poco de la creencia de Whedon, situación que manejó también en la primera cinta cuando el cap dice “Solo hay un Dios y estoy seguro de que él no se viste así”. Ultrón no quiere sentirse Dios como Loki, solo quiere buscar la paz de una forma extraña y haciéndonos reflexionar que quiénes hemos estorbado para lograr la paz somos nosotros mismos. De hecho, el problema con Ultrón es que es demasiado humano, aunque es increíble visualmente. 

“Era de Ultrón” es buena película, no mejor que Los Vengadores, pero con escenas impresionantes de acción que se ven afectadas por los cortes y la intromisión de los productores. 

Mención especial para la escena de Hulkbuster y Hulk, una de las mejores peleas en la historia de las cintas de superhéroes.

Comentarios

Comentarios