Un tablazo bien colocado bastó para derribar al gigante

Aroldis Chapman

(Fotografía: Chicago Cubs)

Redacción El Tijuanense | Por: Antonio Ramírez Águila

Chicago.- Cachorros de Chicago (1-0) consiguió refrendar su posición como favorito a ganar la serie mundial llevándose el primer juego de la serie ante los Gigantes de San Francisco (0-1) en un tremendo duelo de pitcheo que terminó definiéndose en la octava entrada a favor de los oseznos por pizarra de apenas 0-1.

 

Tanto Jon Lester de los Cachorros como Johnny Cueto de los Gigantes se batieron en un duro duelo de lanzadores en el que ambos trabajaron por ocho entradas completas. El dominicano apenas permitió tres hits, no regaló ninguna base y retiró a diez bateadores por la vía del ponche, pero uno de los hits que permitió bastó para cargarle la derrota. En cambio, Jon Lester aceptó cinco imparables y ponchó a cinco oponentes.

 

Cueto había dominado con facilidad a los bateadores de los Cachorros que durante cuatro entradas no pudieron pegarle ningún imparable hasta que Kris Bryant le pegó un doblete. Cuando enfrentó a Javier Báez, el segundo bateador de la octava entrada, el caribeño había dominado a nueve oponentes en fila, pero vio abruptamente interrumpida su racha por un tablazo solitario de vuelta entera del boricua que fue suficiente para noquear al gigante dominador.

El lanzallamas Aroldis Chapman cerró el telón retirando los últimos tres tercios del juego aceptando un imparable y recetando un ponche.

Comentarios

Comentarios